Primer asalto – 16.6%

img-20161205-wa0001-1
¡Jodío personaje, te voy a quitar toda la bobería de encima!

Estoy de vuelta en casa desde el jueves por la tarde. Empecé con mucha ilusión, os lo debo confesar y con la motivación de un principiante. Tres días me esperaban en el hospital, a la espera de lo desconocido, de los famosos efectos secundarios…

Día 19 -de mi enfermedad

Nada más instalarme en mi habitación tuve una crisis de dolor. A veces se me juntan los nervios con el dolor y la ansiedad. Quería evitar tomar la medicación de rescate (pastillas de fentanilo – un narcótico mucho más potente que la morfina, pero que se administra en dosis menores), pero finalmente no lo conseguí. Aprendí, una vez más, que calmar el dolor es mucho más sencillo si éste va in crescendo que cuando está ya sobre la cresta de la ola.

Acto seguido me pincharon en mi port-a-cath – al que dedicaré una entrada en mi blog en cuanto tenga tiempo-, y sobre las 18h empecé mi tratamiento. La enfermera Judith lo hizo muy bien, porque la verdad es que, desde la primera biopsia ósea, le tengo pánico a las agujotas. Pero por suerte no sentí dolor alguno 🙂 Ese primer día hubo un supuesto error en la preparación de la medicación y por eso empezamos -y acabamos- tan tarde. El proceso es el siguiente con cada una de las cuatro medicaciones:

  1. La enfermera me pregunta mi nombre completo.
  2. Acto seguido coloca la medicación, configura la bomba para que administre la medicación a un flujo constante y me da la luz verde. Ciertos medicamentos necesitan otros medicamentos antes y/o después para contrarrestar los efectos secundarios.
  3. La bomba infusora – marca B-BRAUN- comienza a pitar cuando ya no queda más líquido en los conductos.
  4. Llamo a la enfermera o auxiliar para que acuda a retirar la medicación y me conecte el suero para limpiar las vías y lo vuelvo a hacer cuándo se acaba este.
  5. Repito todo el proceso desde el paso 1.

El segundo paso dura:

  • 10 minutos para la Vincristina (sólo me la aplicaron un día)
  • 2 horas para el Etopósido.

    dsc_0066_1
    Buena jeta tras la velada de boxeo
  • 4 horas para la Doxorubicina.
  • 3 horas para la Ifosfamida.

Así que en total el martes acabé sobre las 5h de la mañana, muy fatigado porque apenas pegué ojo, pero con buen estado de forma. Mi hermano se quedó en la habitación como acompañante aquella noche. Al día siguiente había ganado 5kg de líquidos retenidos en mi cuerpo ¡Operación gordaco! Tenía la cara de Paquirrín comiendo polvorones – ver foto aquí a la derecha. Por lo demás, como ya os digo, estaba muy bien.

Cuando hacía sol íbamos a dar una vuelta por la planta, siempre con alguien que arrastrara mi bomba infusora a ruedas. Nuestros posibles destinos eran sólo 3:

  • El cine, es decir, las vistas de Montjuïc, del Tibidabo y de la Gran Vía a la altura de L’Hospitalet.
  • El teatro, es decir, las vistas de las grúas del puerto y del CEM Tennis L’Hospitalet. Algún día hubo algún partidillo de tenis interesante, pero por lo general sólo había puretillas sudando el tocino que apenas intercambiaban dos pelotas.
  • Hospital de día. Aquí me gustaba venir a ver la camilla donde una semana antes me hicieron la biopsia de médula ósea, pues casi la dejé ergonómica de la fuerza con la que apreté su colchón mientras me “perforaban” 😛
img-20161205-wa0004-1
Aquí me tenéis con la indumentaria oficial del ICO contemplando un partido de pachanga en la Philippe Chatrier de L’H. Cualquier parecido con el corredor de la muerte, prison break, Guantánamo, los Hare Krishna, etc., es mera coincidencia, jajaja.

El paciente con el que compartía la habitación – el señor Francisco, de 84 años-, y su extraordinaria familia me han dado enseñado muchísimas cosas en tan sólo 3 días. Muchas gracias y espero que se recupere cuanto antes de esos dolores, ¡pues nadie merecemos sufrir!

El último día ya me habían hecho mella los litros y litros de quimioterapia fluyendo por mi cuerpo. Los efectos secundarios sufridos son los siguientes:

  • Cansancio, debilidad y adormecimiento: todo el día en cama y un rato en el sofá.
  • Irritación de la vejiga y de los riñones. Había trazas de hematuria en mi orina, pero creo que ya son historia.
  • Estreñimiento.
  • Náuseas: Apenas conseguía comer o beber algo.
  • Cambios del gusto: el queso ya no me sabe igual 😥
  • Pérdida de apetito: la medicación extra también me deja mal sabor de boca, y nada ayudaba.

También he llorado mucho -cuando he tenido suficientes fuerzas- por verme en tal situación y por pensar lo que me queda por delante. Sin embargo, a día de hoy, día 24 -de mi enfermedad-, me siento mucho mejor, ¡y he decidido coger el ordenador para compartirlo con vosotros! ¡Gracias por todos vuestros mensajes de apoyo!

¡Gracias Pablo por tu video del pincho de tortilla de Michael Jordan al Sr. Ewing! ¡Eso sí que es una chapa! Ayer también descubrí al que va a ser mi nuevo ídolo en el mundo del boxeo – muchas gracias Krishna por compartir su historia conmigo-. Se trata de un tocayo mío, Daniel Jacobs, también conocido como The Miracle Man. Actual campeón del mundo del peso medio, se tuvo que enfrentar a un osteosarcoma durante 19 meses y lo superó para hacer realidad su sueño: ser lo que es hoy en día. Vi uno de los documentales -en inglés- que se han hecho y me encantó cómo antes de la pelea por el título dice que se va hacer cargo de callar las bocas de aquellos que le dijeron que nunca jamás volvería a caminar. Con la ilusión de un chavalín, le he escrito un mensaje en su página de Facebook, sin esperar respuesta:

Querido Daniel,

Aquí otro Daniel, un colega español. Hoy mismo acabo de descubrir tu historia y pienso que tenemos muchas cosas en común. Hace muy poco me han diagnosticado un cancer óseo extraño: sarcoma de Ewing. Tío, tu historia me ha dado alas. Tu amor por la vida es ejemplar. También comparto esto contigo, así como el amor por nuestras familias. No soy campeón del mundo, ni tan siquiera boxeador profesional, pero como tú quiero demostrar a esos que no creyeron en mi recuperación que estaban totalmente equivocados.

Haré todo lo posible para darle fuerte al Sr. Ewing en toda la cara.

Cordialmente,

No sé si es cosa de la enfermedad pero desde hace unos meses me estoy dando cuenta de que me estoy volviendo mucho más espiritual y sentimental. La reciente historia publicada en los medios de la estafa de los padres de Nadia Nerea es sólo un ejemplo que me ha hecho daño. ¿Cómo se puede ser tan HdP? Gente así no sé si merece ni que se hable de ellos. Me sabe muy mal por la pobre niña ya que, como suele decir un amigo mío, parte en la vida con desventaja, no por su enfermedad sino por tener unos padres así.

¡Gracias a Judith, Núria, Paula, Maribel, Cristina y todo el resto del equipo sanitario del ICO! ¡Sois profesionales maravillosas!

Advertisements

7 thoughts on “Primer asalto – 16.6%

  1. Vennnnnnga ,,,inspiración emoción alegría es lo que me lleva al día a día a rezar por ti amigo !!! Cada noche antes de dormir y como tradición rezo a mis dos hijas un padre nuestro un ave maría un dios te salve maria,,ahí estás tú en mis pensamientos para que tu lucha la cual no dudo un instante superaras salga adelante !!!!!
    VAMOOOOOOS SIN TREGUA CON ILUSIÓN CON GANAS AHORA MÁS QUE NUNCA HAS DE DEMOSTRAR TU FORTALEZA !!!!!!!!!!
    Amigo mañana después de unos cuantos años me vuelvo a colgar un dorsal en un duatlon de montaña! ! Ahí estarás TÚ presente porque eres ESPEJO por el cual no nos podemos venir abajo jamás ,porque las cosas pequeñas son pequeñas y porque las cosas grandes las tenemos que hacer pequeñas !+ así que por ti va esta primera carrera de la temporada y en cada una que me coloque un dorsal TÚ ESTARAS AHÍ !!!!!
    ÁNIMO AMIGO !!!!!!!!!!!!
    LUCHA !!!!!!!!

    Like

  2. Dani!!! hola Dani!! me alegra este ánimo y realidad con el que comienzas este camino. Me devoro cada post que vas publicando, que lo sepas. =)
    Y cada día me acuerdo de tí y tu bella reina Nathalia! volveré a visitarte en breve! no te librarás
    Un abrazo inmenso!!!

    Like

  3. Me estremece leer estas primeras páginas de tu aventura pero sé que con un personaje como tu, este relato solo puede tener un final triumfal. Mucha fuerza tío y gracias por compartirlo con todos!

    Like

  4. Querido Daniel, como sobreviviente cancer, una cosa puedo decir de inmediato, ahora lo sabes¡
    Así será asta el final¡¡ Con respecto al dolor Dani es mejor , ja lo sabes, medicarlo cuando aún puedes.
    La medicina es fenomenal, todo va salir bien, aprovéchese deste tiempo de “caverna”… sea un cavernícola que se porta bien ,😂😂😂😂 Deja tu “Eva”( de esta Eva podes comer la mansa), cuidarte, mimarte, la concentración toda es no contaminarte e no retes tus limitaciones temporales. O que no puedes acer oy no quiere dicer que no puedes acer mañana ¡¡
    Pasará pasará pasará¡¡,,
    Ya se van 9 años desde que enpeze con cirugía quimioterapia radioterapia y otras “pias” más y aquí estoy escreviendo-te….. va pasar¡¡
    Estas cansado…. descanses
    Estás emocionado llora es bueno, la “noradrenaline ” produce tranquilidad ¡¡

    Y por Dios no veas a nadie no abraces a nadie…. Considera a todos como potenciales hombres y mujeres bombas llenos de virus e bacterias que por ahora este ” cavernícola ” no tiene inmunidad¡¡,

    La química va funcionar¡¡

    Aida y Alberto

    Like

  5. Hola Dani!! Me parece brutal como lo llevas, como eres capaz de describir lo que sientes y todo lo que te pasa por la cabeza. Nunca he entendido como sacabas esas notazas en el cole, practicando deporte y encontrandote siempre de fiesta…ya me lo explicaras algun dia jejeje

    Un fuerte abrazo.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s