Día 32

El domingo 18 de Diciembre me levanté bastante contento, pues se trataba de la segunda noche seguida que pasaba sin fiebre. Eso significaba mucho: sólo hacía falta saber el resultado de la analítica de las 6:00 para que me dieran el alta.

Cuando fui al baño a orinar, hice eso que cada día a los hombres nos aporta un placer indescriptible y que es a la vez incomprensible para las féminas: la rascada mañanera. No escribiría este “secreto a voces” si no fuera porque cuando saqué la mano había bastante vello en ella. Dado que la alopecia había hecho ya acto de presencia era el momento de hacer lo que yo hubiera hecho desde antes del principio del tratamiento, pero que mi mujer y familia me habían convencido de posponer una semana: ¡cortar por lo sano!

La doctora de guardia apareció poco más tarde con los resultados de la analítica y… ¡voilà! ¡Mis defensas habían subido! ¡Toma ya! Antes estaba a escasos 140 por uL. Pero como buen ingeniero que soy, sé que siempre hay un compromiso. En mi caso eran los glóbulos rojos: estaba un poco anémico. Por eso me iban a tener que transfundir sangre.

Y no fue en ese momento en el que me di cuenta de lo importante que es poder disponer a corto plazo de esa sangre. Yo soy, bueno era, hasta que me diagnosticaron mi enfermedad, donante de sangre desde hace algunos años. Siempre trato de convencer a la gente de que es un gesto altruista, que no duele ni cuesta nada, que puede salvar vidas y que con una vez no es suficiente. En mi caso no era tan trágico, pero probablemente esa transfusión me permitiría pasar la primera parte de las navidades con mi familia en lugar de pasarla en el hospital.

Así que, si me aprecias, harás caso a lo que te digo e irás cada 4 meses a que te hagan un pinchacito de nada, una cosilla insignificante: te lo digo yo que a mí sí que me han hecho daño pinchándome el hueso. Yo soy un caso raro porque este cáncer me ha aparecido con 32 años, pero el Sr. Ewing disfruta atacando a niños. Me imagino la cantidad de niños inocentes, con toda la vida por delante, que deben estar pasando por mi situación y no puedo evitar que se me salten las lágrimas. Por favor piensa como yo en esos niños y, si pesas más de 50 kg, mueve el puñetero culo para ir a donar sangre de una vez. Y el orgullo de después de hacerlo, de saber que con un simple pinchazo estás contribuyendo a salvar vidas… y sin tener que desplazarte más lejos que tu hospital o centro de donaciones… esa sensación no tiene precio.

erase-una-vez-el-cuerpo-humano-3
Los Hemo, Profesor Globus y la joven Globina de una persona altruista, preparados para entrar en mi cuerpo y ayudarme a superar esta anemia. Seas quien seas, donante, ¡muchas gracias!

Y bueno, tras el cambio de aceite (me dieron 2 unidades de sangre) me sentía como un toro y ya me dieron el alta. ¡Qué bien se duerme en tu propia cama! ¡Y qué bien poder dormir más de 3h cada noche!

Y al día siguiente tocaba pasar por la peluquera Nath. Y éste es el resultado de mi cambio de look radical (espero que os guste, porque a mí me parece un tanto atrevido, jejeje):

dsc_0096
Si soy así… ¿para qué cambiar?

 

Advertisements

7 thoughts on “Día 32

  1. Oleeeeeee MI TINTIN favorito !!!!!! Post tras post leo aprendo algo más de todo esto! !! Como siempre decirte abiertamente y en voz bien ALTA que eres para mi un ejemplo de persona !!!!!!!!! Ahora en estos momentos difíciles,arrancas una maravillosa sonrisa la cual hace que estemos algo más alegres por ti!!! Porque sabemos que ESE ESPÍRITU A DE TENER RECOMPENSA! !!
    Vamoooooos amigo ENERGÍA POSITIVA +!!!!!!
    BUSCAREMOS CON GRAN VIGOR CULTIVAR UN ESPIRITU DE ABNEGACIÓN! !!!!!!!
    solo desearte una buena navidad para ti y los tuyos, las circunstancias ahora son algo diferentes,pero nos demuestras día a día que la ilusión hará que sea una navidad lo más parecida posible! !!
    Ánimos amigo
    Energía positiva
    Ilusión y ganas !!!
    Y sobre todo.AQUÍ TIENES AL LOCO DE HOSPITALET PARA LO QUE QUIERAS

    Like

  2. Hola Dani,

    Soy Miriam, hermana de Noelia Cuesta, puede que no te acuerdes de mí. Hoy mi hermana me ha dado la noticia sobre tu estado de salud y la verdad que me he quedado parada. Espero que lleves tu lucha lo mejor posible y te mando todo mi ánimo. Sólo espero que todo esto se quede en un mal sueño y lo pases lo antes posible. Mucha fuerza para ti y tu familia.

    un abrazo.

    Like

  3. My dearest Dani,
    Your fight, journey, your words and descriptions, that allow us to see and feel firsthand what you are going through, is a shining beacon to everyone. The fact that you care to share these intimate and personal events is inspiring, but unsurprising considering it comes from you. If anyone could put a positive outlook on it, then it’s you….. Strong willed and of string mind. You are an example to us all. I feel extremely privileged to be part of this journey, one that ends with you kicking Ewing’s ass….that’s for sure. We all know the warrior that you are.
    Keep up the fight. We are in your corner whenever you might need us.
    Una abraçada crack

    Like

  4. Pero qué guapoooo!!! Toda la razón con la donación de sangre. Ahora ya no puedo donar, pero siempre animo a mi familia. A mi hija mayor, a Victoria, cada vez que da sangre le da un chungo (se cae redonda al suelo porque debe tener la tensión a -3) pero ella da sangre. Claro que es necesaria. Adelante pues!!

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s